Que Es La Siesta Del Borrego

La sensación de no haber descansado y la oportunidad de que nuestra cabeza se quede un tanto adormecida son mucho más probables que el hecho de volver a poner las pilas. Como suele ocurrir con expresiones que vienen del pasado y que han perdido la esencia mucho más práctica (colgar el teléfono, tirar de la cadena…), la siesta del carnero llegó a nuestros días. Una expresión añosa en plena sociedad del siglo XXI que tiene mucho de historia y de romanticismo. Si tuviésemos que definir una siesta clásica, nos iríamos a ese rato de sueño que echamos tras comer y que, para los mucho más expertos y dormilones, incluye acostarse en la cama, ponerse el pijama e incluso bajar las persianas.

Encima siempre se terminan citando exactamente las mismas frases de mal gusto de Cela, conque mejor dejémoslo estar. En fin, yo sencillamente deseaba recorrer en voz alta un itinerario alrededor de un nombre que desde hace un tiempo me perturba. Tras el descanso, llegaba la hora del almuerzo para el propio pastor.

¿Por Qué Se Conoce Como Siesta Del Carnero?

En conclusión, desde Maxcolchon no aconsejamos este género de siestas salvo para días puntuales o situaciones casuales que tienen la posibilidad de generarse en una día festiva, pero jamás como regla. Asimismo logramos hallar que es llamada ‘siesta canóniga’o ‘siesta del canónigo’, ya que era frecuente que estos eclesiásticos echasen una cabezadita disimuladamente durante los rezos que se efectuaban al mediodía. Con más de diez años de experiencia como desarrolladores de colchones y otros artículos de descanso, hemos adquirido conocimiento para lograr ayudar a nuestros clientes del servicio y seguidores con sus inquietudes sobre relajación, salud y reposo. La siesta del borrego salvajeSerie de cuentos escrito por Marta Grimalt.

Parece ser que la mucho más famosa es la del carnero ya que era muy frecuente hacerla entre los pastores cuando sacaban a pastar a sus carneros, quedando sentados a la sombra de un árbol y utilizando para reposar un rato antes de ponerse a comer. Según indican algunos especialistas, la ‘siesta del carnero’ que se genera antes de comer tiende a ser mucho más reparadora que la que se hace después, en tanto que no solo ayuda a reponer fuerzas (sobre todo si se tuvo una mañana cansada o ajetreada de trabajo) sino provoca que se coma con menor ansia. Por alguna razón, cierto tipo de animales que nos evocan a huertas o campos son los que dan nombre a un tipo muy preciso de siesta. Conocemos a la cabezadita que ofrecemos al mediodía como siesta del carnero pues apela directamente al género de siesta que se echaban muchos pastores en el momento en que, tras muchas horas de pastoreo que comenzaban al amanecer, se echaban un rato. Un descanso merecido tras caminar bastantes kilómetros y efectuar sus labores en lo que las ovejas y cabras comían. Cuando estas paraban y los pastores se despertaban, eran ellos los que aprovechaban para efectuar su correspondiente comida antes de proseguir con la profesión.

La Siesta Del Carnero

El diccionario de la RAE incluye el término \’siesta del carnero\’, aunque en algunas zonas de España se la conoce como siesta del borrego o siesta del gorrino. En todo caso, la cosa va de animales. Al fin y al cabo esta siesta del carnero que se produce antes de comer tiende a ser más reparadora que la que se hace después, ya que no solo asiste para volver a poner fuerzas (especialmente si se ha tenido una mañana agotada o ajetreada de trabajo) sino que hace que se coma con menor ansia. Por si acaso no lo sabías, existe otro género de siesta que no tiene que ver con la cabezadita que damos después de comer, sino antes.

Pues bien, ese reposo que se hacía al mediodía se producía en un inicio antes de comer, si bien con el paso de los años se adaptó a después de la comida primordial . De ahí a nuestros días, la expresión ha llegado íntegra. Otra cosa es que la vida actualizada nos deje varios tiempo para entrenar esta versión tempranera de la siesta.

Un método más premium que puede rebajarse con los habituales veinte minutos en los que nos quedamos dormidos en el sofá después de comer. En todo caso, estamos hablando de reposar tras la comida. Y de esta forma tiene que ser, porque la expresión viene de forma directa de las trabajos de pastoreo. Lasiesta del carnero sería la que se echaban los pastores cuando, después de caminar toda la mañana, hallaban un óptimo pasto y podían descansar un rato mientras las cabra comían.

Por mucho que los expertos en el ámbito y la red social médica recomiende con insistencia la importancia de reposar ocho horas cada día, cada vez menos gente cumple este requisito. Sin importar lo más mínimo si charlamos de siesta del carnero o del burro, nos referimos a aquella que se duerme antes del mediodía. O, matizando un poco mucho más, antes de la hora de la comida. La siesta clásica, ya se sabe, es la que nos echamos tras comer. Con el estómago lleno entra el soporcillo y es difícil no caer rendido a ese sueño reparador que nos carga las pilas para las actividades de la tarde. Lo de dejarlo en una cabezadita en el sofá o ponerse el pijama y también irse a la cama ya queda al gusto -y al horario- de cada cual.

Acostumbramos a tener asimilado que una siesta es aquella cabezada que se hace tras comer, la cual es aconsejable efectuar siempre y cuando no exceda los 20 minutos o media hora y se convierte en algo que nos ayuda a volver a poner fuerzas para proseguir con nuestra rutina durante el resto del día. Muchos años después, cuando mi abuela paterna se puso mala y comenzó a reposar durante el día, oí por vez primera otra denominación diferente para la siesta burrera. Resulta que mi abuela paterna se echaba la siesta del carnero. Otro aspecto primordial a la hora de sacar el mayor beneficio a la siesta es efectuar en un espacio limpio, oscuro y fresco. Un elemento de obligatorio cumplimiento es evitar los elementos perturbadores del descanso como los teléfonos móviles inteligentes. Para varias personas, sin embargo, el sonido de aparatos como la televisión o la radio asiste para conciliar el sueño.

que es la siesta del borrego

¿Precisas un respiro en tu día a día? Entonces seguro que tienes algún remedio preferido. ¿Una siestecita antes de comer? Te contamos los beneficios de la siesta del carnero. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual. También, a los efectos establecidos en el producto 33.1 de Ley de Propiedad Intelectual, la compañía hace constar la pertinente reserva de derechos, por sí y por medio de sus articulistas o autores.

Compartir Artículo
CONTENIDO RELACIONADO
como se dice siesta en inglés
Take forty winks A Juan le agrada tirarse una siesta todos los domingos. He leído y acepto la política de privacidady los términos y condiciones. La palabra mosquito también es ...
porque cuando duermo siesta me duele la cabeza
Aunque estas deshidrataciones son leves, esta falta de líquidos en nuestro cuerpo puede lograr que no llegue el bastante oxígeno a la sangre, lo que provoca los temidos problemas matutinos ...
cual es el mejor saco de dormir para bebe
Todos los sacos tienen una cremallera en el centro, y botones para poder quitar los brazos del saco a la altura de los hombros . También tiene botones en la ...
como hacer para dormir a una mujer
Por eso es importante tanto el cuidado y cuidado, como la renovación de nuestro equipo de reposo cuando finalice su vida útil. El sueño es un proceso de reparación del ...
como desmanchar un colchon de pipi
Entonces quizás no te sorprenda comprender que pasas una tercer parte de tu vida sobre el colchón. Por último, puedes intentar enseñarle a controlar su vejiga para que puedan conocer ...
que puedo hacer para dormir bien toda la noche
El problema está en llevarlo a cabo poco antes de dormir, a última hora de la tarde, pues el propio agotamiento (y posibles afecciones físicas) puede dificultar el proceso del ...