Hasta Que Edad Puede Dormir Un Bebe En La Cuna

Hay progenitores que prefieren que el bebé duerma antes del año en su propia habitación. Algunos piensan que si no lo pasan antes a su dormitorio, entonces no querrá irse al haberse habituado a estar con los padres. Si tienes un hijo grande —de más de 3 años— y quieres sacarlo de tu cama, hazlo con amor y con convicción. Ofrécele una cama bella solo para él, invítalo a adornar el nuevo cuarto y busca la forma de que se amigue con el cambio. No obstante, con esto no tenemos ganas decir que debes reposar con tu bebé toda la vida ni procuramos que te sientas culpable si optas por llevarlo a su habitación. Nuestro objetivo es que comprendas que es muy normal que el bebé quiera dormir con sus padres y que esto, en algún punto, proporciona sus provecho.

Si nuestro bebé está creciendo rápido y la minicuna se queda ahora pequeña, puedes cambiar a la cuna antes de los 6 meses. Cada bebé tiene un ritmo de crecimiento diferente, al igual que los tamaños de las minicunas y capazos no son iguales. Puedes dejarte llevar por las sugerencias, pero en el momento en que veas que tu bebé por el momento no está cómodo y necesita más espacio para reposar, esa es la edad de usar cuna. No hay una edad establecida para determinar cuándo debe tu hijo dejar sus cunas bebé por una cama habitual o cama de niño pequeño. Sin embargo, la mayor parte de los niños acostumbran a realizar este cambio entre 1 año y medio y 3 años.

Horas De Sueño Según La Edad

En esta situación, es recomendable realizar el cambio por lo menos entre seis y ocho semanas antes del nacimiento del siguiente hijo. En caso contrario, el niño podría sentirse “apartado” por su hermano, observando que de pronto ha empezado a ocupar algo que antes era de el. Si de cualquier manera el niño aún no está preparado para cambiar a una cama, va a ser mejor tener dos cunas de forma temporal. Sea como fuere, en el momento de abrigar al bebé mientras duerme, lo mucho más aconsejable es usar un saco de dormir para bebés, eludiendo siempre la utilización de ropa de cama. No en vano, incluso en lo que se refiere al empleo de almohadas, los especialistas aconsejan evitarlas hasta que, por lo menos, el bebé haya alcanzado los 24 meses de edad. Hace cinco años, Jordan De Rosier, una estadounidense residente en la ciudad de Washington, encontró a su hijo Sloan, de 7 meses de edad, asfixiado por las mantas de su cuna.

hasta que edad puede dormir un bebe en la cuna

Algunos pequeños se amoldan con facilidad a este cambio al paso que para otros es un paso durísimo. Los primogénitos acostumbran a pasarlo peor, más que nada con la llegada de sus hermanitos, puesto que ven cómo la mayor parte de sus pertenencias pasan a estar compartidos por el resto de la familia. Por otra parte, así como hemos correcto, hay que eludir cualquier elemento u objeto añadido a la cama, como almohadas, mantas, peluches o sábanas. “Se debe eludir el colecho con otra gente que no sean los progenitores , en el caso de prematuridad y/o bajo peso al nacimiento”, señala la Dra. Cuando el bebé duerme en ella, la habitación de los progenitores debe de tener una temperatura agradable, entre 20 y 22 grados, estar bien ventilada y se debe eludir el humo de tabaco, como recuerda la Dra. Tampoco postergues el momento eternamente, especialmente si ahora les molesta compartir la cama o el cuarto con el pequeño.

¿Está Ya Listo El Bebé Para Dejar De Dormir En La Habitación Con Los Padres?

Debe haber sitio para la privacidad de la pareja en la vivienda y el lecho conyugal es un espacio de dos, que debe tratarse como tal. No ubiques almohadas, mantas, edredones, colchas ni otros productos blandos, almohadillados o afelpados en cama. Mira que el colchón quede bien ajustado al armazón o somier de la cama, de forma que el bebé no pueda quedar aprisionado entre los dos. Los bebés y los niños tienen una tendencia instintiva y natural a buscar el cobijo de sus progenitores durante las noches. Algo que ha ayudado a muchas parejas que colechan es usar una cuna particular, que va pegada a la cama matromonial.

A ser posible, hay que mantener las sábanas y mantas de la cuna si encajan en la cama pequeña para realizar el cambio aún mucho más suave. Por seguridad, es mucho más que recomendable poner barreras de protección para evitar que el pequeño se caiga de la cama. El bebé debe reposar boca arriba y sobre un colchón firme, jamás en superficies blandas como un sofá o un sillón. Una vez más, evitar el sobreabrigo es primordial, de la misma desechar almohadas, cojines o edredones en los que pudiese quedar atrapado el pequeño.

De ahí que cada vez son más los especialistas que recomiendan la práctica del colecho, no obstante, sostener al bebé en la cama matrimonial desde que nace de ahora en adelante es también cuestionado por los especialistas en trastornos del sueño. Otra forma interesante de enfrentar esta situación es motivar al niño a fin de que se sienta ya mayor, inculcarle que por fin va a tener una “cama de niño grande”. Ponerle ejemplos de primos o amigos suyos mayores que están durmiendo en camas enormes, hacerle partícipe de la adquisición de la novedosa cama (y de la elección de la colcha por servirnos de un ejemplo, con algún motivo de sus personajes favoritos). Si se hace bien, el niño estará encantado de reposar en su nueva cama y la va a enseñar a las visitas como uno de sus juguetes mucho más flamantes. “La decisión de dormir con los hijos ha de ser una opción de los padres, que va relacionada a la cultura y a los deseos de cada familia sobre la relación con sus hijos”, enseña el Comité de Lactancia Materna de la Asociación De españa de Pediatría.

hasta que edad puede dormir un bebe en la cuna

La separación entre los barrotes ha de ser de entre 4,5-6,6 cm para eludir que el bebé pueda ingresar la cabeza o alguna extremidad y quedar atrapado. Pero es conveniente comprender qué afirma la medicina y cuáles son las pautas pediátricas a este respecto. Laura Caride López, médico especialista en Pediatría, que nos enseña las bases de las sugerencias recientes. Suscribierse ahoraAcepto los términos, condiciones y la política de intimidad. “El momento para que el bebé deje la habitación de los progenitores dependerá de la dinámica de cada familia y de las peculiaridades individuales del bebé”. Finalmente, se ha descrito que en el momento en que un niño cuando se siente descuidado, desarrolla altos escenarios de estrés que podrían ser dañinos para su cerebro en desarrollo.

Hasta Qué Edad Debe Dormir El Bebé En La Habitación Con Sus Progenitores

De manera frecuente es preferible aguardar a que nuestro hijo tenga casi 3 años ya que varios pequeños se resisten a ofrecer este paso. Con esta edad la cuna ahora se le quedará pequeña y, poco a poco, lograras ir convenciéndole para que se pase a la cama. Ciertos progenitores se preocupan cuando sus bebés comienzan a ponerse parado y también intentan “escalar” por los barrotes de la cuna.

Compartir Artículo
CONTENIDO RELACIONADO
como dormir a un bebe con gases
El cólico del primer período de tres meses se caracteriza por episodios de un llanto agudo que semeja inexplicable y que altera a un niño que por lo demás semeja ...
donde debe dormir un gato bebe
De esta manera tu gato va a tener cine en directo durante horas desde el otro lado del cristal, va a ver a los pájaros acercarse a comer y esto ...
hierbas para hacer dormir a un bebe
Sabemos lo mucho que te gusta compartir tiempo en familia y por eso, te traemos una exquisita receta propia de Navidad, que lograras elaborar f&a... La información vertida no se ...
que hacer para relajarte y dormir
Enviar comentarioHe leído y acepto la política de privacidadRed Link To Media recopila los datos personales solo para uso de adentro. En ningún caso, tus datos serán transferidos a terceros ...
como ayudar al bebe a dormir
Mandar comentarioHe leído y acepto la política de privacidadRed Link To Media recopila los datos personales solo para empleo de adentro. En ningún caso, tus datos van a ser transferidos ...
que puedo hacer no puedo dormir
Sobre esto, el 47% de los españoles reconoce que duerme mejor en los meses fríos, pero nuestros hábitos de descanso tampoco son de matrícula de honor. Revisar de manera incesante ...